lunes, 1 de diciembre de 2008

¿Por cuantos años más?

La verdad es que el último post de Rafa me ha hecho volver a reflexionar sobre la situación “conflictiva” de Euskadi. Bueno, en realidad, me ha hecho volver a acordarme de ello, ya que aquí en Dublín, por suerte o por desgracia, no me toca “vivirlo” día tras día. Estoy totalmente de acuerdo cuando dice… “Aunque no me agradaría que el País Vasco se independizara, estoy tan harto del tema que, por mí, como si se independiza junto con Cataluña y Algete. Me da igual”, y cuando añade: “Para ser sincero, ni siquiera entiendo el problema del País Vasco ni sus implicaciones. No sé qué es lo que se busca ni quién lo busca. E insisto, ya me da igual. Porque nadie me va a aclarar qué es lo que está pasando exactamente y por qué no se arregla”. Me da mucha pena la situación y creo que deberíamos aprender un poco de nuestros colegas irlandeses. Sé que la situación no es la misma y sé que la paz que se vive en la isla puede ser “ficticia” en algunas ocasiones, pero al menos han encontrado algo al que han llamado solución y que de momento creo que funciona. Mal o bien, pero que funciona desde 1998. Y eso que el “conflicto” en Irlanda es mucho más complejo. En España, se ha creado un problema de donde no lo había y no se cual podría ser la solución. No lo veo claro y ya estoy muy cansado de todo esto…

6 comentarios:

TheEarlyBird dijo...

:)

Yo, minoría absoluta dijo...

El problema de El País Vasco, posiblemente, no tenga nunca una solución real porque es un problema que han creado "ellos".

Da igual que se independicen y se marchen a otro planeta, siempre habrá políticos sin campaña que arremeterán contra el resto de los españoles pidiendo una deuda histórica, o cualquier otra cosa que se les ocurra.

Hoy quieren independencia (aunque históricamente hayan formado parte de España) porque el resto de las concesiones ya se las hemos otorgado y mañana querrán que les subvencionemos su estado recién creado... porque los astilleros y las ayudas del gobierno no las van a devolver, por supuesto.

Así siempre tendrán algo con lo que ir a las urnas; a falta de un plan de futuro donde arrimen el hombro con el resto de autonomías hay quienes prefieren decir "yo no elegí ir en este barco, me obligaron" y nunca piensan si es que a los demás nos preguntaron si queríamos ser españoles.

Yo lo cierto es que estoy orgulloso de ser de donde soy y la única pena de que ser español es cuando me toca hablar de ellos.

Yo, minoría absoluta dijo...

Se me había pasado que puse el comentario en la entrada de los regalos de Jimena, que no es el lugar más apropiado para mis "reflexiones" pero ya lo he borrado de ahí.

Jorge dijo...

Rafa, probablemente tengas razón y ese sea el motivo. No lo sé, a veces pienso que podrían convocar su tan anhelado referendum. Creo que se llevarían una sorpresa desagradable. Quiero pensar que en la calle la situación es más normal que la que nos hacen ver los políticos. Lo que sí sé es que hoy ETA ha vuelto a asesinar, así que seguimos donde estábamos...

Rafael dijo...

Sobre el atentado
http://www.mimesacojea.com/2008/12/libertad-para-euskal-herria_04.html
(Jose A. Pérez es vasco)

TheEarlyBird dijo...

El anterior Rafael era yo. :)