viernes, 26 de noviembre de 2010

Spanish heart, Irish soul

Ireland is not the nicest European country to see, nor does it have the most beautiful cities in the world. It´s true that its green landscapes are very attractive, but I do not believe that the coasts or cliffs that you can find up there are the most fascinating on the whole planet. However, most people who have been in Ireland for a quick visit like its countryside, which is surprising. Ireland has wonderful landscapes but its real captivation resides in its people…

The Irish have the gift to turn an evil day into something special. They are able to extract the last drop of life juice; they know how to enjoy every second, although it seems to be very silly. Words such as lovely, gorgeous, terrific, grand, excellent, delicious, divine… are part of the average day. Initially I thought they were very corny, but after a while you really appreciate it. Words turn into hugs and a continuous motivation. They pay attention and listen, and they are willing to analyze anything although it is very nonsensical. They are able to adapt to any kind of conversation, either the most philosophical one or the silliest one. They respect you; they don´t usually swear in a bad way, although you can see their faces look upset…

I always wanted to go to Ireland but I didn´t know why. Maybe the inspirational reason was the World Cup of 1990, but everything fits right now. The four years that I spent in Ireland gave me the opportunity to find the peace that I had lost, in that way that most people walk without stopping to think if it´s what they really want. They say that Spain is the best country to live in. They might be right. Our climate and food are probably the best in the world. They also say that we are very passionate, so we get angry easily. I say that when the passion turns into anger and bad manners we lose our mind and a little bit of education. That moment is when I miss deeply the Irish Karma.

Maybe I met the right people at the right time in the right place. I guess all Irish are not like that, or maybe it´s nostalgia. I don´t know...

On any other day I´ll talk about the inconvenience to live in Ireland, but today I wanted to honour them. It´s true that the Irish weather is very miserable but they always convert a rainy day into a sunny day.

I´ll always be Spanish but part of my soul became Irish...
I´ll have to be patient in my return... Take it easy!



Corazón español, alma irlandesa

Probablemente Irlanda no sea el país más bonito del mundo, ni tenga las ciudades más hermosas. Puede que su color verde atraiga, pero no creo que sus costas o acantilados sean los más fascinantes de todo el planeta. A pesar de ello, casi todo el mundo que ha pasado por Irlanda viene encantado de su orografía, lo cual me sorprende. Y digo que me sorprende porque el verdadero encanto de Irlanda reside en su gente, lo cual no quita mérito a sus maravillosos paisajes…

Los irlandeses tienen el don de hacer que un mal día se convierta en algo especial. Saben cómo sacarle jugo a la vida, cómo disfrutar de cada segundo, por muy tonto que parezca. Palabras como lovely, gorgeous, terrific, grand, excellent, delicious, divine… forman parte del día a día. Al principio me parecía una cursilada, pero con el tiempo lo vas valorando. Las palabras se convierten en abrazos y en un estimulo constante. Saben escuchar y cualquier tontería les parece digna de ser analizada. Se adaptan a todo tipo de conversaciones, desde las muy profundas hasta las más banales. Te respetan y no hay palabras fuera de tono, aunque a veces se les note en la cara.

Siempre quise ir a Irlanda y no sé muy bien el motivo. Quizás fuera el mundial del 90 lo que me inspirara, pero ahora todo encaja. Mis 4 años en Irlanda han sido inmejorables, tiempo en el que encontré la paz que había perdido por ese camino ya trazado en su momento y que seguía ciegamente sin pararme a pensar un solo instante si era aquello lo que quería en realidad. Dicen que como en España no se vive en ningún sitio. No les falta razón. Nuestro clima y gastronomía son de lo mejorcito en el mundo. También dicen que somos muy pasionales y por eso nos “calentamos” tanto. Yo digo que cuando la pasión se convierte en vehemencia y malos modales perdemos la razón y algo de educación. Es en esos momentos cuando más echo de menos el Karma irlandés.

Quizás coincidiera con la gente adecuada, en el momento adecuado, y en el sitio correcto. Probablemente no todos los irlandeses sean así. Lo mismo es la nostalgia. No lo sé…

Otro día me apetecerá comentar los inconvenientes de vivir en un país como Irlanda, pero hoy quería darles un homenaje. Es verdad que el clima de allí es más que miserable, pero un día de lluvia siempre se convertirá en un día soleado con un irlandés al lado.

Siempre seré español pero parte de mi alma ya se tiñó irlandesa…

Habrá que tomarse el regreso con calma… Take it easy!



7 comentarios:

miguev dijo...

A mí no me sorprende que gusten sus paisajes, son verdes, bonitos y diferentes. Pero sin duda lo mejor de Irlanda es el carácter de su gente, aún lo hecho de menos.

Zueñito dijo...

Qué bonito! la verdad es que Irlanda tiene algo, no sé muy bien el qué, pero lo tiene y algunas veces entra esa nostalgia.

Maria dijo...

Un post muy bonito Carlota! Irlanda tiene Magia, tiene carisma... Lo comentabamos ayer entre unos amigos... Es como si con menos aquí fuese más fácil ser feliz. Besos para los cuatro!! MJ

Carlota dijo...

El post es de Jorge, Maria, pero gracias igualmente ;-)

Maria dijo...

Vaya... es que como no tenía canción de bon jovi, me he despistado jajaja ;-)

BinaryBea dijo...

Muy chulos el post y el vídeo, totalmente de acuerdo... Y para usar otra palabra de las que se oyen mucho por Irlanda: that´s brilliant!

Maria dijo...

Where there's rain, there's rainbows ;-)