miércoles, 2 de diciembre de 2009

39 semanas, ¿cuándo llegará el bebé?

Esta semana hacemos 39 semanas, sólo una más para llegar al final, pero claro, ¿cuándo llegará el bebé? Aquí todos tenemos muchas ganas, Jimena se está poniendo nerviosa, creo que la cantidad de eventos en este mes le está sobrepasando, nuestros cumpleaños, la Navidad, la llegada del bebé... y la pobre está bastante nerviosa, sobre todo pensando en el tema del hospital. No se que historia se habrá montado en su cabecita, pero tiene hasta pesadillas. Espero que cuando todo esto pase no le quede un muy mal recuerdo, porque me daría mucha pena.
Por lo demás, el lunes fuimos a revisión al hospital, y al parecer todo sigue en orden, y según la ginecóloga que me atendió ese día (aun no ha coincidido que me atienda dos veces la misma persona...), no parece que el acontecimiento sea inminente, así que, a seguir esperando. Como la semana que viene salgo de cuentas, parece que se me han duplicado las citas, y tengo que ir a ver a Rachel el martes, y el jueves al hospital, donde espero que hablemos de ciertos detalles como cuánto esperar una vez cumplida la fecha... y dejarlo todo bien clarito en mi expediente, porque nos metemos en la Navidad y no querría estar en el hospital en esos días.
Ayer también me pasé el día en el hospital, esta vez para la visita al endocrino. En mi visita a la ginecóloga el lunes ya me habia dejado bastante claro que lo del endocrino iba a ser una visita en balde, porque los valores que salían eran normales en el embarazo, y no se veía alteración ninguna, pero la matrona (arponera, creo que la bautizó Rafa en su visita como padre suplente) dijo que tenía que ir al endocrino, y yo no discuto por la cuenta que me trae... Total, que mi cita era a las 10, pero se ve que tooooodas las citas eran a las 10, y lo que habia que hacer era ponerse a una cola para que cogieran una pegatina con el número de expediente de mi carpeta (un sistema curioso, el sistema irlandés...) y luego sentarse a esperar turno... Claro, a mi me dijeron a las 10 y yo llegué a las 10, así que la gente que ya se sabía el truqui estaba allí mucho antes, y yo fui a llegar la última... o casi. Me atendieron a las 2 y cuarto, y la consulta duró... ¿dos minutos? Eso siendo generosa... y bueno, no protestaré mucho más porque no tengo que volver, pero si tuviera que volver... ¡me iban a oir!
Aproveché el rato que me quedaba hasta las 4, que es a la hora que pasa el autobus que me deja justo en la puerta de casa, para comer y hacer algunas compras, en vista de que se acercan fechas señaladas y Jimena ha dicho que un cumpleaños sin regalos no es un cumpleaños... eso sí, este año se segurísimo que me va a gustar el regalo :)
En fin, que llegué a casa a las 5, a tiempo para irme a recoger a Jimena y compartir con ella el resto de la tarde.
Y por fin hoy es el primer día que me he quedado en casita disfrutando de mi baja maternal... aunque en breve me ire a hacer la compra. Es lo que tiene esto, que estás de baja, sí, pero comer y cenar lo hacemos todos los días, y claro, hay que reponer. Al menos estoy descansada, que es la idea, no?
Seguiremos informando.

2 comentarios:

almudenamontenegro dijo...

Hola familia,

soy una chica de 22 años de Gerona, mama de una niña de 4 meses, que os lee desde hace un tiempo. hace unos dias que leí la ultima entrada y al ver que no habeis publicado más supongo que tendreis al bebe con vosotros :)

Si es asi me mas sincera enhorabuena! Espero que todo haya ido bien.

un abrazo con mucho cariño

Almudena

Carlota dijo...

Gracias por tu mensaje, Almudena, pero no, aun no tenemos al bebé... seguiremos esperando!!