martes, 12 de agosto de 2008

Hace 1 mes...

Hace justo 1 mes que nos mudamos a Milltown. La verdad es que al principio nos costó hacernos a la idea del cambio. Vivir en el centro tenía sus inconvenientes, como lo de encontrarte gente “extraña” por calles a las que podríamos definir como sospechosas o lo de no poder dar una vuelta tranquilamente con Jimena, sobre todo los Domingos, por la gran cantidad de cristales y mierda que se acumulaba en “nuestra” plaza de Smithfield a causa del despiporre sabatino. Pero también tenía muchas ventajas. El trabajo estaba al lado, teníamos todo lo que necesitábamos a mano y estabas más conectado al mundo real. Ahora, aunque todo es al contrario, he de decir que el sitio en el que vivimos esta mas que bien. Casa espaciosa, zonas verdes, de recreo, tranquilidad, y la guardería y la Universidad a tiro de piedra. Es todo un lujo. Sinceramente, vivimos como queremos. Habrá que aprovechar el momento y disfrutar todo lo que se pueda...

Hace ya algo más de 1 mes que empecé una nueva etapa en la University Collegue Dublin. De momento no tengo queja. Al contrario. La impresión ha sido muy buena y se respira un buen ambiente de trabajo. En el anterior curro sabia que ya había quemado una etapa. Me faltaba ilusión y sentía que me estaba perdiendo algo. Ahora estoy más que contento. Todavía me emociono cuando entro en el Campus. No me canso de decirlo, soy un privilegiado. No sé cuanto durara esto y que me deparara el futuro pero a día de hoy habrá que aprovechar el momento y disfrutar todo lo que se pueda...
Y hace más de 1 mes que España fue campeona de Europa. Hace 2 años escribía en uno de mis posts, después del Mundial de Alemania, que esperaba que Jimena viera algún día ganar algo a España. Pues bien, solo ha tenido que esperar 2 años. Por aquel entonces, cuando llegue a Dublín, me preguntaba que se sentiría al llevar la camiseta de tu país el día en el que tu equipo nacional jugaba una final de un mundial o de una eurocopa. Todo esto, claro, después de ver con recelo a italianos y franceses orgullosos de llevar sus casacas aquel verano del 2006. Pues bien, ya lo sentí. Pero era un sentimiento extraño. Sentía orgullo de nosotros, de mi familia, de mostrar a Dublín de donde somos y de dónde venimos. Orgulloso de que el mundo vea que algunos españoles no nos hemos quedado parados y hemos seguido luchando, aquí, allí, donde sea. Orgulloso de que por una puta vez no nos hemos mirado el ombligo y ni hemos despreciado otras culturas. Y orgulloso de que Irlanda nos abriera los brazos sin dejar de olvidar cuáles son nuestras raíces. Por supuesto que de aquel día también recuerdo el momento del partido. Como decía Rafa en uno de sus posts, el ambiente del pub era más que deprimente pero yo me quedo con la compañía de él, del otro Rafa y de Toni. Fue inolvidable, así que habrá que seguir disfrutando todo lo que se pueda... sobre todo si tenemos que esperar otros 44 años.

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Eso, eso, a disfrutar. Disfruta de lo que tienes es una de las cosas que conforma la felicidad. Si siempre esperamos a algo "mejor" nunca se podrá disfrutar lo que se ha conseguido.
Os deseo lo mejor a los 3!
Saludos!

Anónimo dijo...

Hi Jorge, Spain put on a great show in Euro 2008. After they eliminated Denmark from qualifying I was of course all for them to win... Cheers n beers, Brande.