sábado, 3 de febrero de 2007

Día de novedades

Ayer llegamos de nuevo a casa, sí, a casa, por fin, ¡que tanto médico ya cansa!
El viaje no se nos dio del todo mal, salvo que al llegar a Madrid la M-40 estaba cortada y tuvimos que buscar una ruta alternativa que retrasó nuestra llegada al aeropuerto, el resto se dio según lo previsto. El avión salió un pelín más tarde, pero llegamos más o menos a la hora prevista. Nos dieron un "asiento de cortesía" para dejar todos los bártulos de Jimena, así que vinimos bastante bien, de hecho, en el asiento de ventanilla (nosotras teníamos el del medio y el pasillo) venía una azafata de aerlingus española que nos dio conversación durante el viaje y que luego nos ayudó con las bolsas, porque otra vez no nos tuvieron las ruedas en la puerta del avión sino que salieron por la cinta de equipajes (parece ser que un operario se cayó de la escalerilla subiendo unas ruedas de carrito a la puerta del avión y ahora ya no las suben...).
Esta noche Jimena se puso a cantar a las 2 de la mañana y después de media hora hubo que cogerla en brazos hasta que se durmió. El resto de la noche más o menos como siempre.
Esta mañana no ha madrugado (claro, con eso de que estuvo cantando más de media hora...) y ha tenido un día de lo mas "exciting". Para empezar desmontamos el cuco y pusimos la silla con su saquito calentito, porque ya le estaba quedando bastante estrecho el habitáculo del cuco. Esta nueva experiencia parece que no le ha disgustado, iba contenta y luego se ha dormido mientras estábamos en la calle (y llegamos a casa y la tía seguía durmiendo....).

Cuando se ha despertado, allá por las 3 y media o así, ha llegado su nueva sorpresa... ¡LA PAPILLA! Sí, decidimos empezar por la papilla de cereales ya que, bastante novedad es ya empezar a comer con cuchara como para encima darle a la pobre puré de verduras el primer día... Bueno, sobre este momento... no tengo palabras... la primera cucharada ha sido de risa, pero poco a poco ha ido abriendo la boquita y se ha ventilado las primeras 3 onzas que le hemos preparado, así que hemos ido a por la segunda tanda, que ya era demasiado y sólo ha comido una onza o así, pero vamos, para ser la primera, no nos ha ido nada nada mal. Para muestra un botón.

Seguiremos informando.

1 comentario:

loli dijo...

Nos alegramos que el vuelo fuera agradable. tambien que haya empezado sus primeras cucharaditas.
Bsos para los tres.