miércoles, 2 de abril de 2014

La hora de acostar

Este fin de semana han cambiado la hora y nosotros, sinceramente, no nos vemos afectados. Dormimos las mismas horas todos los días, cambien o no cambien la hora, con una mínima variación, claro, que eso es inevitable. Tenemos días mejores y días peores, por supuesto, nos ponemos malitos y tenemos toses, los mocos nos despiertan, o incluso alguna que otra pesadilla, pero, por lo demás, mantenemos una línea bastante constante.
En nuestra casa no hay que despertar a las niñas para ir al cole por la mañana, porque ellas se despiertan solas. Aldara de hecho pidiendo el desayuno como si llevase días sin comer!! Claro, que se acuestan temprano… bueno, temprano, depende de quien lo mire.
Todo el tiempo que pasamos en España éramos lo raros que acostábamos a las niñas a horas, desde mi punto de vista, más que razonables para que durmieran suficiente. Éramos los que, los fines de semana nos excusábamos a media tarde porque teníamos que retirarnos para empezar con nuestra rutina habitual, y, sin embargo, los que podíamos perfectamente quedar para salir a las 12 de la mañana, después de haber ido a hacer la compra :)
Aquí, sin embargo, nuestras hijas no se acuestan temprano, se acuestan a una hora normal en comparación con todos los demás niños, e incluso, para algunos, tarde! Las comparaciones son odiosas, pero… no voy a decir que aquí se haga todo bien, ni mucho menos, pero el tema de la infancia, los niños en general, creo que se trata de una manera mucho más saludable para todos. Y no veo niños cayendose por los rincones según los dejan en la guarde o en el cole!
Y claro, visto lo visto, luego hablamos de fracaso escolar, de niños que no rinden en el cole, del tipico “es que es lunes”… pero no importa, porque algunos padres estarán la mar de contentos viendo como sus hijos el fin de semana se levantan a las 12 (y ellos también, claro).
Yo me levanto a la misma hora todos los días de la semana, y mis hijas también, y no necesitamos despertador, porque nuestro cuerpo ya tiene el horario cogido. Que es un rollo no poder quedarte en la cama los fines de semana, pues si, no voy a negarlo, pero esto son unos años, luego pasa, y lo primero es que mis hijas estén descansadas para sus tareas diarias y que yo les facilite ese descanso, porque si no descansan, poco podrán rendir en el cole!
Es mi opinión, por supuesto...

1 comentario:

Ele A.G dijo...

Nosotros tampoco notamos los cambios y al igual que vosotros, mis hijos y yo nos levantamos, los siete dias de la semana a las siete de la mañana y a veces incluso antes.
Pero nos cunde el día y sinceramente, me gusta mucho este horario, y aunque a veces digo que me gustaría quedarme más en la cama, luego no puedo porque tengo el cuerpo hecho a las siete y a esa obra abro los ojos y arriba.