martes, 13 de julio de 2010

Summer School

Esta mañana, y para empezar bien la semana, Jimena ha empezado el cole de verano. Acostumbrada a estar con otros niños como estaba, estas dos semanas le han sobrado para darse cuenta de que los abuelos y tíos están muy bien para un rato, pero a la hora de elegir, se queda con Irene y Laia.
El viernes pasado, como eran fiestas, la llevamos a un castillo hinchable donde ya había otros niños, casi todos de su tamaño. Después de más de media hora agarrada a mi pierna conseguimos que entrase de la mano de otra niña, pero no se separo de la reja desde la que podía tocarme. De hecho, ni un salitito dio, ni uno pequeñito!
Después de esta flamante experiencia, esta mañana yo no tenía claro que me iba a encontrar, si se pondría a llorar y me la tendría que traer de vuelta o que se yo, a pesar de que ella estaba entusiasmada con la idea. Cuando hemos llegado, y mientras las monitoras nos contaban los horarios (de 10 a 2 de lunes a viernes) y el precio (agarrarse con el precio, casi como el del Giraffe, 5€ a la semana!!) ha repetido operación, agarrada a mi pierna y con la cabeza tapada con mi vestido. Mal empezamos, he pensado... pero nada más lejos de la realidad, a la hora de irse, una monitora le ha dado la mano mientras le contaba cómo se llamaba y con ella se ha ido. Sorprendentemente ni siquiera se ha vuelto para mirarme o decirme adios.
Allí la deje con su mochila de Dora, su bocata de chorizo y su botellita de agua... tan pequeñita comparada con el resto…
Cuando la hemos ido a recoger, una amiguita a la que su mama encargo que la cuidase, nos ha dicho que no ha dicho nada en toda la mañana (está claro que por la tarde se ha resarcido, doy fe de ello) y así ha seguido hasta llegar a casa. No ha querido contarme nada, solo asentía con la cabeza al preguntarle, sí, se lo había pasado bien y sí, se había comido el bocata. De hecho, lo único que me ha dicho ha sido que necesitaba más agua para ir al cole mañana, buena señal!
Después de comer ya me ha contado que había un niño que no llevo comida y que fue a hacer pis antes de comerse su bocata. También me ha dicho que estaban ensayando una canción pero que era un secreto y que va a pintar un dibujo, pero también es secreto.
Vamos, que ha sido todo un éxito! Seguirá yendo todos, o casi todos los días hasta el 20 de agosto.
Siguiente reto, las clases de natación, seguiremos informando!

1 comentario:

Maria J dijo...

Me alegro un montón de que Jimena se vaya adaptando :-) Las mudanzas y empezar a hacer amigos de nuevo es siempre complicado... pero poco a poco ;-)

Un beso enorme !