martes, 4 de noviembre de 2008

Un amigo llamado "Libertad"

Ya estoy de vuelta, en Dublín, intentando superar el gran golpe que me acaba de dar la vida. Estoy destrozado, triste, muy triste. No puedo dejar de pensar en Luis y en su esposa Marga. Espero que estas líneas ayuden a mitigar el desconsuelo y el desgarro que siento en estos momentos y que sirvan de homenaje a una persona tan entrañable y única como era mi gran amigo Luis.

Hoy quiero y me apetece “creer”. Creer en personas como él, que siempre estuvieron a tu lado, que nunca tuvieron un mal gesto y que siempre te apoyaban cuando más lo necesitabas. Era una persona que desprendía amor y amistad por los cuatro costados. Era puro sentimiento.

Lo echare muchísimo de menos porque era un gran apoyo para mí. En esta jungla de la investigación, el se hizo un hueco a pesar de cómo era. Y digo a pesar porque él era todo lo contrario a lo que se encuentra uno en este inhóspito y competitivo mundo laboral. Sé que él seguirá siendo un apoyo en los momentos difíciles y siempre lo tendré como referencia a la hora de tomar una decisión.

A él no le gustaría verme así y se alegra de que siga intentándolo y de que disfrute de mi nuevo hogar. Un hogar que he construido con la ayuda de Carlota y Jimena. Es lo que da sentido a tu vida. Aunque esta vida te vaya dando duros golpes, tienes que seguir levantándote, una y otra vez. No podemos negar que hay situaciones que no puedes controlar. Así habrá que aceptarlo. No obstante, siempre tendremos la llave para poder sacarle jugo a la vida. La llave consiste en disfrutar de cada momento, por muy ridículo que parezca. En poder disfrutar de las personas que te quieren y a las que quieres y que con el paso del tiempo te van haciendo un poquito mejor.

Te fuiste amigo. Te fuiste en tu velero. Un velero llamado libertad. Nos enseñaste que no hay hombre más libre que aquel que es quien quiere ser. Le llamarían tonto, le dirían que pensara más en él y se olvidara del mundo. Él hizo caso omiso a todos esos consejos. Siguió siendo quien creía y quería ser. Tuve la suerte de conocerte. Siempre estarás en mis recuerdos. Fuiste un ejemplo para todos. Gracias por ser como fuiste y por compartirlo conmigo. Ahora estoy roto pero sé que el haberte conocido me dará fuerzas para seguir adelante. Siempre estarás con todos nosotros.

Luis, hoy juega tu Atleti en Anfield, contra el Liverpool de Fernando Torres. Lo habría dado todo por compartir este momento contigo. No estarás presente pero sé que lo veras a mi lado. Me tomare una copa y lo celebraremos a lo grande….

Nunca te olvidaré

¡Mira este día!
Pues es la vida, la propia vida de la vida
en su breve curso.
Están contenidas todas las verdades y las realidades de tu existencia.
La bendición del crecimiento
La gloria de la acción
El esplendor de la belleza
Ayer no es mas que un sueño
Y mañana es tan solo una visión
Si vives bien hoy harás que ayer sea un sueño feliz.
Y mañana una visión de esperanza
Por ello ¡Mira bien este día!
Este es el saludo al amanecer.

Kalidasa.

9 comentarios:

soyleyenda dijo...

Ánimo Jorge, disfruta de ese buen recuerdo que te ha dejado tu amigo y ya verás cómo poco a poco todo se va pasando.

Anónimo dijo...

Parecera una tonteria, pero yo a veces pienso que en determinados lugares o circunstancias nos encontramos/coincidimos con gente muy buena, que llegan a ser amigos, pero que en realidad son "angeles" que están en ese lugar y momento para ayudarnos y apoyarnos. Seguro que Luis era uno de ellos.
Mucho animo.
Raquel

BinaryBea dijo...

Un beso muy fuerte...

miguev dijo...

Ánimo y un grandísimo abrazo, que los buenos recuerdos llenen el vacío.

Anónimo dijo...

Como tu dices Jorge las personas que nos dejan viven en nuestros recuerdos. Y nosotros que nos quedamos aquí, tenemos que seguir adelante recordando las buenas cosas que nos dejaron. Mucho ánimo. Cristina

Elena dijo...

Jorge lo único que te puedo decir es que siento mucho lo de tu amigo.
Ahora lo estaras pasando muy mal recordando todos los momentos buenos y no tan buenos que pasaste con el pero poquito a poco ese dolor se irá con el tiempo y siempre te quedaran todos los momentos que viviste con el y te puedo asegurar que es lo mejor.
Un saludo y muchísimos animos.

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cornflakegirl dijo...

Creo que las personas que se van, nunca se van del todo porque nos queda su recuerdo. Siempre estan presentes en nuestros exitos y en nuestros esfuerzos. Como dices, merece la pena haber conocido a una persona asi y aunque ahora el corazon te sangra por la ausencia, mañana podras brindarle nuevos recuerdos, nuevos pasos, nuevos logros.

Animo, Jorge. Muchos besos.

marcos dijo...

No sabia que estabas por estos mundos, me he alegrado mucho y no dudes que te visitaré a menudo...

A este post poco que decir, los que tuvimos la suerte de conocer a Luis, el tiempo no hará más que agrandar su recuerdo, más si cabe...

Muchos besos desde Madrid, estamos en contacto