lunes, 21 de mayo de 2007

Otro resumen

Bueno, bueno, veo que os encantan mis super resúmenes, así que os voy a deleitar con uno del finde.
El sábado tuvimos la BBQ en casa de miguev, que estuvo muuuy bien. Algunos de los spaniards asistentes nos fuimos desde el Jervis en comitiva a coger el luas y cuando llegamos a la estación, Miguel salió a buscarnos para llevarnos a su casita, muy mona, por cierto. Allí sacamos todo el muestrario de comida (como dicen bea & txm ), muy variado y delicioso todo y a pesar de que no había llegado todo el mundo, comimos algo. Irene y Jimena tomaron sus respectivas comidas también, aunque con algo más de dificultad por la gran cantidad de distracciones que había (hay que ver lo tontos que nos ponemos todos cuando hay un bebé...). Sobre las 19h emprendimos el viaje de regreso, como sardinas enlatadas metidos dentro del luas, porque se ve que tooooodo el mundo fue el centro comercial de Dundrum y regresaban a sus casas.
El domingo hicimos limpieza en la casa y después de la siesta que Jorge y Jimena se echaron juntitos en la cama, fuimos a casa de Bea y Fredi, bueno, fuimos Jimena y yo, porque Jorge se quedó en un pub con el tío Toni viendo el partido del Madrid. Cuando terminó el partido tuvimos que llamar a los papás, que se habían enganchado al siguiente partido, el Athletico de Madrid-Barcelona, y que después dieron gracias de no haber visto terminar.
Y hoy, como colofón, y después de la segunda noche de Jimena durmiendo "del tirón", me ha llamado la recruiter para verme a las 12, así que he tenido que solicitar la inestimable ayuda de Bea y Rocío para hacer de canguros de Jimena (GRACIAS, CHICASSSS!!!). La entrevista, bien, bueno, ya veremos que resultados tiene en un futuro, que es lo que importa, y la separación madre-hija, pues bien también. De hecho cuando Rocío ha intentado salir por la puerta Jimena se ha lanzado a sus brazos para irse con ella, hay que ver que despegá.
Y bueno, no he sido taaaan breve como en el resumen anterior, pero ya tengo sueño y me piro al sobre.

3 comentarios:

Ociore dijo...

Ya será menos mujer...
Tenías que ver como me resoplaba la comida cada vez que le metía la cuchara en la boquita... jejeje. Qué joía!
Y es que hay cosas que sólo una madre consigue, en este caso darle de comer. ;)
Ah! y gracias a tí, que ya sabes que a mí me sirvió de distracción... ;)

Carlota dijo...

Yo siento lo del mosaico... :-(

Ociore dijo...

Tontorrona... no pasa nada, porque al final lo encontré!! :) Así que como si nada... ;)