lunes, 1 de marzo de 2010

Casualidades del destino?

Parece que el destino me guardaba una sorpresa que pocos esperábamos. Hace justo 4 años dejaba Salamanca para venir a Dublín. Recuerdo aquel día perfectamente porque mi corazón no paró de llorar ni un solo momento. Estaba triste porque no sabía cómo nos iría por estas tierras, pero también tenía el presentimiento que podría ser una experiencia muy enriquecedora. Carlota y Jimena vinieron poco después y la historia que hemos escrito desde entonces todos la conocéis. Pues bien, la semana pasada recibí una llamada de Salamanca para confirmarme que había sido seleccionado para trabajar como investigador durante los próximos 3 años. Ese mismo día también me ofrecieron seguir trabajando en Dublín, pero solo hasta final de año. Como decía Carlota, la decisión estaba muy clara. Ahora los 3, acompañados de Aldara, volvemos a España con ganas de empezar una nueva etapa en nuestra vida, pero sin olvidar el camino que hemos recorrido hasta el día de hoy. Estamos muy contentos por el regreso, pero a la vez tristes por dejar muchas cosas que tanto esfuerzo nos costó alcanzar. Entre ellas los amigos. Dejé España entre lágrimas y dejaré Irlanda de la misma forma.
Lo he dicho muchas veces y no me canso de repetirlo. Es importante saber lo que quieres hacer en la vida; tener un objetivo y perseguirlo, pero no te puedes olvidar de lo que vas adquiriendo cuando te vas “acercando” a él. Está bien tener un punto de mira pero si no miras a tu alrededor te perderás la belleza de esta vida, que no es ni más ni menos que la gente que vas conociendo y que va dando sentido a todo lo que haces. Todavía nos quedan unos meses para disfrutar de Dublín, pero sabemos que no podremos olvidar todo lo que hemos vivido en esta isla.
Escribimos otro capítulo de nuestra vida. Dentro de 3 años intentaremos volver a recapitular...

4 comentarios:

Maria J dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria J dijo...

Jorge, me alegro un montón por tu nuevo trabajo :-) Pero lo cierto es que me da mucha pena que os vayais :-( Se está yendo todo el mundo !! (sniff) Quien sabe lo que nos quedara a nosotros ...

Lo que sí, en cuanto llegueis a España, teneis que meter a Jimena en clases particulares de inglés para que no lo pierda !!

Bueno, espero que tengamos la oportunidad de vernos antes de que os vayais (y es que tengo muchísimas ganas de conocer a Aldara!!), y os deseo toda la suerte del mundo con ese nuevo proyecto!

Besos,
Maria y David

miguev dijo...

Al mismo tiempo salto de alegría y me salta la lágrima.
Me alegro muchísimo por vuestro nuevo destino, pero sé que se os echará mucho de menos.

Mucha suerte en ese nuevo trabajo y a disfrutar de España, ¡que ahí sois unos privilegiados! ;-)

Dos fuertes abrazos desde Suiza... e moitos bicos.
Enri y Migue.

Arantxa dijo...

Los amigos no se dejan, es lo bueno que tienen, que aunque lejos, siguen ahí. Y lo bueno de echar de menos a la gente es que eso la hace mucho más presente. Yo me alegro muchísimo por los cuatro, porque habeis conseguido volver y además seguir en este mundo de la investigación y porque os tendré muy presentes.